Thursday, January 04, 2007

Presentación

El objetivo de esta publicación es dar a conocer los valores de la cultura tachirense en todas sus facetas, aunque dando preferencia a aquellas personalidades que hoy resultan emblemáticas por la calidad de sus obras y su espíritu de servicio hacia la colectividad. Son innumerables los tachirenses, tanto hombres como mujeres, que se han destacado en todos los ámbitos de la actividad intelectual, bien sea en su propio suelo, en el territorio nacional o más allá de nuestras fronteras. Su presencia hay que buscarla en la historia, la literatura, la historiografía, la música, las artes plásticas, la educación, el periodismo, la vida eclesiástica, la legislación, entre otras áreas del quehacer humano.

Recopilaremos, en esta especie de revista electrónica, aquellos materiales, sean de nuestra redacción o de otros autores, que puedan servir a los lectores, especialmente a los más jóvenes, que son los que más necesitan de nuestra orientación para hacerle frente a una vida tan llena de múltiples influencias externas. No se trata de renegar de lo que viene de afuera, sino de reforzar lo propio para saber asimilar lo extraño. En fin, iniciamos esta experiencia, invitando a los lectores a que nos envíen sus comentarios, sugerencias y textos para ser publicados en este medio de información.

Nuestra primera entrega, correspondiente a los meses de noviembre y diciembre de 2006, está dedicada a un tachirense de primer orden, el Dr. Ramón J. Velásquez, quien el próximo 28 de noviembre arribará a sus 90 años de edad, una cifra respetable, no tanto por el número de años acumulados, sino por la infinidad de realizaciones en beneficio de nuestra nación, a la que le ha servido de manera desinteresada como funcionario público, periodista, historiador, editor, educador y promotor de empresas culturales. Queden estas palabras como un sincero reconocimiento al maestro y amigo a quien debemos tantas orientaciones en nuestro afán por conocer y divulgar la trayectoria histórica de Venezuela, en general, y la del Táchira, en particular.

Ildefonso Méndez Salcedo
San Cristóbal, noviembre-diciembre de 2006

0 Comments:

Post a Comment

<< Home